Cómo cerrar ventas por teléfono

Con el avance de la tecnología y la digitalización de los negocios es cada vez más común cerrar las ventas con los clientes por vía telefónica. De hecho, en mi día a día, la mayoría de mis ventas las hago a través del móvil, una herramienta clave para cualquier closer de ventas.

En el post de hoy, te quiero contar cómo cerrar ventas por teléfono de manera sencilla. Para ello, quiero mostrarte algunos de mis trucos favoritos y enseñarte cómo ponerlos en práctica desde hoy mismo. ¿Te quedas? ¡Vamos al lío!

Antes de empezar a detallar estos trucos, quiero hacer una pequeña introducción al término cierre de ventas. Seguramente ya lo hayas oído o, incluso, ya lo conozcas de sobra pero, para entender mejor este artículo, es fundamental comprender a qué nos referimos cuando decimos “cerrar una venta”.

¿Qué significa cerrar una venta?

Normalmente, cuando hablamos de cerrar una venta estamos haciendo referencia a que hemos conseguido el compromiso por parte del cliente para comprar o adquirir nuestro producto o servicio. Se trata, por tanto, de una especie de “confirmación de venta por parte del consumidor potencial”.

 

 5 trucos infalibles para cerrar ventas por teléfono

Bien, ahora que ya hemos dejado claro lo que significa “cerrar una venta”, vamos a lo que más nos interesa: aprender los mejores trucos para cerrar las ventas por teléfono. ¡Empezamos!

 

1. Anticípate a las objeciones

¡Uf, las temidas objeciones! Esos impedimentos, trabas, excusas y obstáculos que pone el cliente para rechazar nuestra oferta comercial. Son muy odiadas pero, en realidad, no debemos tenerles miedo, sino aprovecharlas al máximo.

En este caso, es recomendable anticiparte a las objeciones de la persona que tienes enfrente, de esta forma, será mucho más fácil para ti rebatirlas. Además, si logramos que el cliente nos indique las objeciones en una etapa inicial del proceso de venta, podremos saber cuáles son sus miedos y trabajar la estrategia en base a esos temores. Así, el discurso será mucho más efectivo.

 

2. Escucha a tu cliente potencial

En cualquier proceso de venta es esencial escuchar a la persona que tenemos delante. De hecho, es más importante escuchar que hablar. Muchas veces, tendemos a soltar discursos explicativos, donde alabamos los beneficios de nuestro producto o servicio, sin preocuparnos realmente en saber qué necesita la otra persona de nosotros.

Dejando hablar al cliente, seremos capaces de entenderle y preparar argumentos efectivos para cerrar la venta.

 

3. La técnica de las dos pastillas

¿Has oído hablar de ella? Consiste en hacer preguntas de forma que la respuesta a ellas sea afirmativa. Se trata, por tanto, de replantear la forma en la que hacemos las preguntas para inducir a la otra persona a darnos un SÍ.

 ¿Cómo se consigue esto? Es muy sencillo, solamente hay que cambiar el modo en qué hacemos ciertas preguntas al cliente potencial. Por ejemplo, si le preguntamos ¿Puedo pasar un día por tu oficina para hablar del producto? Es muy probable que la respuesta sea no. Sin embargo, si replanteamos la pregunta y decimos: Quiero que veas el producto en persona, ¿me paso mañana a las 9h para mostrártelo o te viene mejor a las 17h? Tenemos muchas más probabilidades de recibir una respuesta positiva.

 

4. Poner FOCO en ayudar

La otra persona debe vernos como alguien que le quiere ayudar y facilitar el trabajo. Por ello, debemos intentar orientar a la persona, motivarla y, poco a poco, ganarnos su confianza. De esta forma, el cliente estará mucho más animado y predispuesto comprar nuestro producto.

 

5. ¡Imprescindible, agendar una sesión!

Es muy importante que las visitas y las llamadas sean agendadas en días y horarios muy concretos y, a poder ser, no muy distantes en el tiempo. Es ideal, por tanto, acordar con el cliente un día y hora de llamada. De esta forma, obtenemos un compromiso por parte de la otra persona para acudir a la cita o reunión (sea presencial o telefónica).

 

Conclusión

Vivimos en un mundo cada vez más digitalizado, por lo que las visitas comerciales presenciales son cada vez menos frecuentes. Por ello, aprender a dominar el arte de la venta telefónica se convierte en un aspecto esencial para cualquier closer que quiera cerrar sus propias ventas o las ventas de terceros.

Sea como sea, vender requiere de cierta maña y experiencia, por lo que esperamos que estos consejos os hayan sido de utilidad para empezar a disparar vuestras ventas telefónicas.

descarga mi ebook y aprende a romper con

las objeciones de clientes

 las objeciones de tus clientes